La empresa tinerfeña Tagua ejecutará en Marruecos las obras de una nueva planta desalinizadora

  • Tagua es miembro de Tenerife Licita, una plataforma de colaboración público-privada promovida por el Cabildo de Tenerife y la Cámara de Comercio de Santa Cruz de Tenerife, que tiene como objetivo ayudar a las empresas a expandirse en el exterior mediante la concurrencia a licitaciones internacionales 
  • El consorcio liderado por Tagua y en el que también participa la empresa marroquí Schiele, ha resultado seleccionado para la ejecución de una planta desalinizadora de agua de mar en Marruecos. La nueva instalación suministrará agua potable a una población equivalente de 160.000 personas en zonas donde sigue habiendo deficiencias importantes entre la oferta y la demanda de agua

La empresa tinerfeña Tagua será la encargada de ejecutar la nueva planta desalinizadora de agua marina en el sur de Marruecos, una obra importante porque constituirá la principal fuente de abastecimiento de la zona. El pasado mes de diciembre el Ministerio de Energía, Minas, Agua y Medio Ambiente de Marruecos, a través de la Oficina Nacional de la Electricidad y del Agua Potable (ONEE) adjudicó al consorcio hispano-marroquí Tagua-Schiele las obras de construcción de esta desalinizadora, que aportará una producción de 12.960 m3/día de agua potable para satisfacer la demanda de más de 160.000 personas.

Esta es la primera vez que esta compañía referente en cualquier actividad relacionada con el ciclo integral del agua, se presenta a una licitación pública en Marruecos y la gana. Tagua ha contado con el asesoramiento de Tenerife Licita, una plataforma de colaboración público-privada promovida por el Cabildo de Tenerife y la Cámara de Comercio de Santa Cruz de Tenerife, que tiene como objetivo ayudar a las empresas a expandirse en el exterior mediante la concurrencia a licitaciones internacionales.

Para la consejera de Acción Exterior, Delia Herrera la adjudicación a Tagua de este importante proyecto en África viene a demostrar que tenemos un tejido empresarial competitivo capaz de ganar concursos internacionales importantes en concurrencia con otras grandes compañías referentes en su sector.

Recuerda, además, el enorme potencial que tienen los socios de Tenerife Licita para abordar los concursos públicos de los organismos multilaterales, ya que son empresas y entidades públicas de nuestra Isla que cuentan con 25 años de experiencia media, 1.850 empleados, una facturación acumulada de más de 100 millones de euros y experiencia en más de 45 países.

Por su parte, el director general de Tagua Luis F. González Sosa “la elección de nuestro consorcio para el diseño y la construcción de esta planta desalinizadora de agua marina nos enorgullece porque ha sido un proceso complejo dónde competíamos con grandes multinacionales españolas, francesas y norteamericanas”.

Asimismo indica que desde Tagua “tenemos una gran experiencia en esta materia porque desde hace más de tres décadas operamos y mantenemos una extensa lista de plantas desaladoras de agua de mar y agua salobre que destinan su producción al abastecimiento de usos urbanos, agrícolas, industriales y turísticos”.

Por otra parte, añade que “la tecnología avanzada que se implementará en esta infraestructura será una contribución significativa al rendimiento de la planta con miras a garantizar el acceso sostenible al agua en una de las regiones más áridas de África”. A este respecto, informa que la tecnología del proceso de desalación se basa en la “osmosis inversa con cámaras isobáricas” lo que garantiza “la calidad del agua, perfecta para su tratamiento y consumo al menor coste posible”.

Plazo de ejecución

Para la ejecución de esta nueva infraestructura hídrica, el consorcio hispano marroquí Tagua-Shiele contará con un plazo de diez meses. El objeto del proyecto es el abastecimiento continuo de agua potable, además, contará con las tecnologías más avanzadas en ahorro energético y control automatizado del proceso, lo que permitirá optimizar el consumo eléctrico para reducir el coste final del agua para los usuarios.

La nueva desalinizadora se inscribe en un programa “ambicioso” de la ONEE que tiene como objetivo el fortalecimiento del abastecimiento de agua potable de las regiones mediante la introducción de la desalación del agua de mar, sobre todo en las ciudades que se enfrentan a una brecha importante entre la oferta y la demanda. .

Experiencia canaria

Aunque esta es la primera vez que Tagua accede a una licitación internacional en el sector del agua en Marruecos, la experiencia de Tenerife en el ámbito de la puesta en marcha de las desaladoras se ha visto reflejada en varias intervenciones en África, de otro de los socios de Tenerife Licita, el Instituto Tecnológico de Canarias (ITC), que ha instalado cuatro plantas desalinizadoras en Marruecos alimentadas exclusivamente por energía solar.

A esto se suma, la existencia de un convenio de colaboración con la con la ONEE, donde el ITC tiene como cometido realizar formación y transferencia de conocimiento en tecnologías de desalación de aguas, uso de energías renovables en el proceso de desalinización, monitorización de la calidad de las aguas desalinizadas y potables, procesos de remineralización y depuración descentralizada a pequeña escala de aguas residuales por procesos de depuración natural y tecnologías de bajo coste energético.

 

2018-10-17T08:22:19+00:00 26 marzo 2018|